Buenooooo, pues parece que el juego parecía más de lo que es.
Realmente no sé que me acabo de pasar.

El infierno en Londres? más bien diría el infierno en mi ordenador.

A ver por donde empiezo:

Comenzamos en Londres. En un futuro no muy lejano, donde las llamas y la oscuridad han consumido a la humanidad y al mundo exterior.

-A todos?
-No. Gracias al valor y sacrificio de varios templarios los refugiados pudieron salvarse de la quema y ahora están dispuestos a vengar a los templarios y acabar con el mal que azota Londres.
Elegiremos a nuestro personaje hombre o mujer y los rasgos, peinado, etc. Los personajes del juego son bastante variopintos:
los Templarios, que son los típicos paladines,
los Cabalistas, que son los típicos magos,
los Cazadores, que son una mezcla de elfos y ladrones (aunque no hay nada que robar es solo por las armas que pueden usar)
En un ambiente no muy futurista aunque si en armas, armaduras y un Londres devastado. Somos el nivel 1 como en todos los juegos de rol, del que se aprovechan pidiéndonos recados y favores para ir ganando “confianza” por el “refugio” que no es ni más ni menos que el intrínseco mapa de estaciones de metro de Londres.
Bueno, pues una vez situados tendremos que hacer trabajitos para que la gente de las diferentes estaciones nos acoja como aliados. Avanzaremos descuartizando, quemando, envenenando, etc. a los demonios, bestias y demás bichos inmundos que el más allá puede mandarnos.
Aquí viene para mí el primer fallo del juego. No hay dificultad mínima ni máxima. Ahora sí cuando lo terminéis desbloquearéis el modo “pesadilla”. ¿Pesadilla? Terminar el juego.
El entorno está poco cuidado y no mucho realismo ya que los mapas están muy, pero que muy repetidos por las diferentes zonas de la demacrada Londres. Si sois jugadores de explorar se os quedará muy pequeño el inventario
porque no podréis llevar muchas cosas. Me imagino que a la gente de Londres le hará gracia ver representadas sus estaciones de metro aunque no sé si reconocerán alguna calle.


Las únicas alabanzas que puedo ofertar de este juego son los objetos del juego. Son muy variados y tendréis una extensa colección de armas para elegir y 3 configuraciones posibles para equiparos.
Aparte de que podréis mejorar las armas dándolas propiedades especiales y aumentándolas a lo largo del juego. Ni qué decir tiene que pondréis cada vez más guapo a nuestro héroe según os encontréis más y mejores armaduras.
Ahhh y también se puede jugar en modo 3º o 1º persona como un FPS.
El sonido es bastante regulero y los gráficos… les falta mucha, mucha resolución.

Si queréis aventura y horas y horas de juego… puede que este sea vuestro juego, aunque se lo recomiendo
a los noobs de los juegos de rol ya que las misiones, como lo diría… son más planas que una tabla de surf. No tienen profundidad, son muy básicas y no tienen ningún aliciente.
Es no apto para los que se aburren de ver las mismas calles una y otra vez. Aunque algún monstruo es “difícil” de matar el juego es muy simplón.
El final… de lo peorcito que he visto.

About these ads